Sufrir una embolia, mira nuestros consejos!

  Sufrir una embolia, ¡Entérate! Tu cuerpo te avisa antes.

Sufrir una embolia, es la obstrucción de una vena por un coágulo que se denomina émbolo y que limita o impide que la sangre que pasa por esa zona circule de manera regular, por lo que en la mayoría de los casos ocasiona la muerte de la persona.

La embolia es una de las principales causas de muerte a nivel mundial y aunque se puede presentar en mujeres y hombre, estudios revelan que predomina en el sexo femenino mayor de 65 años de edad aunque especialistas no descartan que pueda suceder en una persona más joven a la edad ya mencionada.

Antes de sufrir una embolia.

 
Sufrir una embolia
Aunque existen distintos tipos de embolia y que en la mayoría de los casos son difíciles de diagnosticar, estudios demuestran que los siguientes síntomas te pueden alertar que estás frente a un suceso de estos:
La pérdida del conocimiento, adormecimiento, mareos, hipo, náuseas, dificultad para respirar, y parálisis de algunas zonas de su cuerpo pueden ser la alerta de que su salud está en riesgos.
Sin embargo, estos síntomas que se pueden asociar con otras enfermedades pueden aparecer de manera repentina en nuestro cuerpo por lo que se debe acudir de inmediato a un centro de salud.
Los ataques epilépticos, debilidad, visión borrosa, alucinaciones y dificultad para hablar también son otras de las señales de nuestro cuerpo para anunciarnos que podríamos sufrir una embolia.

 ¡Disminuye riesgos con una vida sana!

 

Cada año son muchas las personas que sufren una embolia a nivel mundial, de los cuales el porcentaje que continúa con vida sufren de consecuencias graves en su salud.
Es por eso que te invitamos a tener una vida sana, controlando tu peso con una dieta balanceada e incluir 40 minutos de ejercicios diarios. Duerme al menos ocho horas al día y mantente siempre en chequeos médicos. Recuerda que la embolia no perdona edad ni sexo.
 
 

Deja un comentario